Edimburgo

QUÉ HACER EN EDIMBURGO

Edimburgo en 2 días

Vamos a proponeros un itinerario para visitar Edimburgo en 2 días, suponiendo que lleguéis el viernes por la tarde y regreséis el domingo por la tarde-noche (itinerario de fin de semana). En este itinerario trataremos de visitar los lugares más importantes de la ciudad en un orden lógico.

Día de llegada

Después de llegar al hotel y dejar las maletas es probable que casi no tengáis tiempo ni para cenar, por lo que la mejor opción es ir directamente a la Royal Mile y empezar a disfrutar Edimburgo. Para hacer un primer acercamiento a la ciudad podéis llegar hasta el castillo para verlo iluminado y soñar con él hasta el día siguiente.
Aunque muchos pubs dejan de dar cenas a partir de las 20:30, en la Royal Mile no tendréis problemas para encontrar algún restaurante que cierre la cocina más tarde. Si no siempre, nos quedará el “Fish & Chips”. Si después de cenar tenéis ganas de dar un pequeño paseo, lo mejor es llegar hasta la plaza Grassmarket y luego continuar por la calle Cowgate. Esta zona está bastante ambientada los viernes por la noche, por lo que podéis aprovechar para tomar una copa. Cuando crucéis South Bridge por debajo (la puerta Cowgate) ya podréis volver a la Royal Mile subiendo por cualquiera de las calles de la izquierda.
Si por algún motivo no hacéis este pequeño paseo hoy, acordaros de darlo otro día.

Primer día

Para comenzar a conocer la ciudad nada mejor que visitar la atracción turística más visitada de Escocia, el Castillo de Edimburgo. Para que os de tiempo a cumplir el itinerario, deberíais estar en el castillo como máximo sobre las 10 de la mañana, así tendréis que esperar menos tiempo en la cola. La visita completa al castillo os llevará unas 3 horas, por lo que tendréis que estar un poco pendientes para asistir al cañonazo de la 1 en punto. No podéis dejar de visitar la Capilla de Santa Margarita, las Habitaciones Reales, los Honores de Escocia y las distintas prisiones.
Después del visitar el castillo bajaréis por la Royal Mile para visitar la Catedral de St Giles que, aunque realmente no tiene el título de catedral, así se la llama y merece una visita. Para no perder demasiado tiempo, podéis comer algo rápido en los bares cercanos. Calculamos que en este momento serán las 14:00 horas. Retrocediendo unos metros sobre vuestros pasos tomaréis Bank Street donde os encontraréis con el Banco de Escocia. Bajando por Bank Street llegaréis a unas escaleras que bajan hasta The Mound, donde se encuentra la Galería Nacional de Escocia.
La Galería Nacional es gratuita y, aunque no os guste demasiado el arte, bien se merece una visita, por lo que podéis dedicarla un poco de tiempo. Saliendo del museo y tomando Princes Street hacia la derecha llegaréis al Monumento a Scott, desde donde se obtienen unas vistas geniales del centro de Edimburgo. Si no tenéis claustrofobia y no os importa subir escaleras, animaros a subir hasta la altura más elevada. Una vez abajo, cruzando la calle veréis Jenners, el centro comercial más famoso de Edimburgo. Aunque no queráis comprar nada, podéis adentraros 10 minutos para daros cuenta de por qué se le llama el "Harrods escocés". Saliendo del edificio deberéis tomar la calle St David para llegar a la plaza St Andrew. En esta plaza se encuentra Harvey Nichols, otro conocido centro comercial de precios elevados. Desde este punto podéis tomar George Street, tal vez la calle más exclusiva de Edimburgo, para conocer sus casas y sus tiendas. Entre George Street y Princes Street se esconde Rose Street, otra bonita calle comercial. Si no os habéis detenido mucho tiempo en cada lugar, aún tendréis tiempo para entrar en algunas tiendas, tomar un café en The Dome, pasear por la zona hasta que anochezca o visitar los Jardines de Princes Street. Por la noche, ya sea antes o después de cenar, es el momento ideal para hacer alguno de los tours de fantasmas en español que encontraréis en la Royal Mile (entre la Iglesia Tron y la Catedral de St Giles). Tampoco debéis descartar la visita a Mary King´s Close, tiene la ventaja de cerrar bastante más tarde que el resto de las atracciones.

Segundo día

Hoy comenzaremos subiendo a Calton Hill, la colina más famosa de Edimburgo, conocida como "la Atenas del Norte" por los monumentos que allí se encuentran. Desde allí tendréis unas magníficas vistas de Edimburgo.
Bajando por donde hemos subido tomaremos Princes Street hasta llegar al puente North Bridge. Antes de cruzar podéis observar los edificios que tiene a ambos lados: el Hotel Balmoral a su derecha, uno de los más exclusivos de Edimburgo y, a la izquierda, el edificio de Microsoft. Mirad a través de las ventanas y podréis ver un moderno edificio en el interior de la clásica fachada.
Cruzando North Bridge, el puente de los suicidios, llegaréis de nuevo a la conocida Royal Mile. En este momento serán aproximadamente las 12:00 de la mañana. Dependiendo de hasta qué hora estéis en Edimburgo podréis ver más o menos cosas. Tomando la Royal Mile en sentido descendente iréis pasando por diversos museos y lugares de interés: el Museo de la Infancia de Edimburgo, el Museo de Edimburgo, el People´s Story Museum y el Cementerio de Canongate (donde se encuentra enterrado Adam Smith). También podéis aprovechar para comer algo ligero en los múltiples locales que encontraréis.
El Palacio de Holyroodhouse, al final de la Royal Mile, cierra a las 18:00 de abril a octubre y a las 16:30 de noviembre a marzo. Calculad que la visita os llevará algo menos de dos horas y así podréis ver cuánto tiempo podéis dedicar en recorrer la calle y qué visitar. Al salir del palacio podéis ver el Parlamento desde el exterior y, en función de la hora que sea y de cuánto tiempo tengáis, dar un paseo por Holyrood Park o regresar a la Royal Mile andando o en el autobús número 35.

IMPRESCINDIBLE EL TOUR GRATIS DE SANDEMANS
TRON KIRK 11:00, frente Starbucks Coffee en la High Street
http://www.newedinburghtours.com/es/tours-diarios/tour-gratis.html

Bares y pubs de Edimburgo

En Edimburgo hay cientos de bares y pubs en los que se puede tomar una buena cerveza, un whisky, o bien algo rápido de comer. Vamos a dar un repaso a las bebidas más típicas y a los bares que, por una u otra razón, son los más famosos.

¿Pub o restaurante?

En la ciudad hay locales para todos los gustos y son muchos los turistas que eligen comer en un pub. Aunque los horarios suelen ser más restrictivos que los de los restaurantes, los pubs suelen ser algo más económicos.

La cerveza escocesa

Cuando un escocés no está tomando un whisky en un bar, lo más probable es que esté tomando una cerveza. La cerveza tradicional escocesa se clasifica utilizando el sistema de shillings, utilizado desde 1870, que asigna un valor a cada barril de cerveza dependiendo de su contenido. Cuanto más elevado es el número de shillings, mayor graduación posee la cerveza. Las dos grandes cerveceras escocesas son McEwan´s y Tennents, aunque siempre se puede probar cerveza procedente de pequeñas empresas como Caledonian Brewery, la única superviviente de las 40 que funcionaban en Edimburgo durante el siglo XIX.

Bares famosos

The Elephant House
Situada en el barrio de la universidad, The Elephant House (21, George IV Bridge) es una de las cafeterías más famosas de la ciudad debido a que fue el lugar en el que la escritora J.K. Rowling pasó infinitas horas dando forma a su exitoso libro "Harry Potter".

Deacon Brodies´s Tavern
Probablemente Deacon Brodies sea el pub más famoso de la Royal Mile (435, Lawnmarket). Inaugurado en 1806, debe su nombre a William Brodie, un respetable ciudadano durante el día que por la noche se convertía en el más temible de los ladrones. El escritor Robert Louis Stevenson, inspirado por el comportamiento de William Brodie, se basó en su historia para escribir la novela "El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde".

The Dome
El imponente edificio de un antiguo banco (14, George Street) es hoy un concurrido bar con una excelente decoración que encarna el lujo y la opulencia. Una enorme cúpula de cristal se cierne sobre el edificio proyectando una luz especial sobre las columnas griegas y los mosaicos que decoran la estancia. Aunque los precios son ligeramente elevados, merece la pena tomar un café para disfrutar de un ambiente tan especial. Si tenéis la suerte de que haga buen tiempo, su terraza en Rose Street también merece la pena.

RECOMENDACIONES:

Maggie Dickson’s Pub, en Grassmarket: Cerveza + Plato de comida por unas 7 Libras. Suele haber ofertas 2x1 al mediodía.
Oink, en Victoria Street: Famosos por sus bocadillos de cerdo asado y sus cervezas de jengibre por solo 4/5 Libras.
The Basement, al lado de Picardy Place en la New Town. Ambientación militar en un pub con platos elaborados y pintas de cerveza de infinidad de variedades.

Curiosidades de Edimburgo

Edimburgo es una ciudad muy especial y diferente, repleta de curiosidades capaces de llamar la atención de los visitantes. Estas son algunas de nuestras preferidas:

El Corazón del Midlothian

En la explanada situada junto a la Catedral se puede ver un corazón hecho con losas de granito dibujado sobre el pavimento. Se trata del lugar en el que se encontraba situada la antigua prisión de Edimburgo, construida durante el siglo XV y demolida en 1817. Hoy en día es costumbre escupir en el interior del corazón para tener buena suerte, por lo que no es buena idea pasar por encima de él porque podríais resbalar.
Todos los bancos tienen dueño Al pasear por las calles de la ciudad observaréis que los bancos de todos los parques y plazas tienen una chapita con una inscripción. Se trata de una especie de recordatorio a las personas fallecidas que sus familiares pagan a lo largo de los años. Al sentaros en un banco fijaros en la inscripción, puede que sea en recuerdo a Mary de su familia que no la olvida, o tal vez sea el banco de George. Se trata de una curiosa costumbre que constituye un recuerdo para los familiares además de una forma de ahorrar para el Ayuntamiento. El más famoso es el banco de John Lennon justo al lado del monumento a Sir Walter Scott.

Los "Closes"

Paseando por la Royal Mile se encuentran decenas de callejones conocidos comúnmente como "close". Se trata de estrechas callejuelas cargadas de historias, que suelen conducir hasta un "court" o patio interior. De los 300 "close" originales hoy en día sólo se conservan 60, entre los que destaca el de Mary King, un lugar capaz de provocar escalofríos a sus visitantes.

The World´s End

Para los ciudadanos de Edimburgo “El fin del Mundo” se encontraba al sur de High Street, en el cruce con St Mary´s Street. Allí se encontraban las murallas que protegían la ciudad vieja y pocos eran los osados que se atrevían a salir.Hoy se pueden ver algunos adoquines dorados que marcan el punto exacto en el que terminaba la ciudad y, justo enfrente, un bar con el nombre del lugar, "The World´s End", totalmente recomendable para una tarde de risas y rica cerveza escocesa.

North Bridge

El Puente del Norte (North Bridge), situado sobre la Estación de Trenes de Waverley, comunica el New Town con el Old Town, pero no es conocido por esto, sino por el elevado nivel de suicidios que tienen lugar en él. Tras intentar colocar diferentes barreras para tratar de disuadir a los suicidas, hoy en día sólo se mantiene una pequeña inscripción con el número del "teléfono de la esperanza".

Auld Reekie

Edimburgo es cariñosamente apodada "Auld Reekie", o vieja chimenea. Este apodo tuvo su origen durante la época victoriana, cuando sólo se utilizaban el carbón y la madera como combustibles y las miles de chimeneas de Edimburgo expulsaban continuamente un denso humo que ennegrecía la ciudad. Aunque actualmente el uso de las chimeneas no está permitido, la imagen de las casas con decenas de ellas es algo que no pasa desapercibido.